• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ironman As Pontes 2015

Ironman As Pontes 2015

Antes de empezar con la crónica voy a pasar a presentarme. Soy pareja, "padre", “Fa”, amigo, hermano, hijo, colega, compañero, primo, sobrino, nieto, sobrino, cuñao, Rafinha, ciclista, triatleta, soñador, cabezota, y por fin, y gracias a todo lo anterior, también soy Ironman.

El porqué de esta presentación, para dar las gracias a todas las personas que han hecho posible que ahora pueda escribir esta Crónica. Gracias a mis padres, a mi hermana, mis niñas, mis cuñados, mi familia, amigos, conocidos, compañeros y demás personas que han gastado tan sólo un segundo en preguntarme, en animarme, y en definitiva, en darme fuerzas no sólo para cruzar esa línea de meta, sino para intentarlo, para hacerme ver que los sueños se pueden cumplir, para cerciorar que si crees en algo con fuerza y lo persigues se puede cumplir.

Hace poco más de año y medio que creé este blog con la finalidad de poder algún día prepararme un triatlón de distancia Ironman; en ningún momento pensé que llegaría tan pronto, e incluso hubo momentos en los que pensé que no sería posible. La clave, independientemente de las horas de entrenamiento, las horas de fisio, charlas familiares, o el cambio de mentalidad sólo es una: CONSTANCIA. Así es, todo esto no sería posible sin la constancia, salir a entrenar cuando no apetece, cuando llueve, cuando el termómetro marca -7º o 40, cuando te duele el cuerpo, cuando estás cansado de todo, cuando la mente te falla, cuando las lesiones se resienten. Todos esos momentos son los que te hacen duro, son los que te harán continuar cuando no puedas más, porque sabes que ese momento llegará.

Y ese momento llegó, llegó el día del Ironman!!!

El Ironman se celebraba el domingo 28 de junio en As Pontes – A Coruña, y como sabía que no iba a descansar correctamente la noche de antes, preferí dormir el viernes en mi camita de Madrid y salir el sábado. Muchísima gente me pregunto durante esa semana mi estado, que si estaba nervioso y descansado, y la verdad que a todos los respondía igual, estaba raro. No tenía nervios, no estaba cansado, tenía muchas ganas de participar, de cruzar esa línea de meta, de devolver las ilusiones y esfuerzos que había realizado toda la gente que me rodea.

Estaba tan raro que en el coche de camino me estaba quedando dormido ¿?¿?¿? Cero nervios….muy raro. Todo el camino hablando con Silvia de la preparación, de lo pesado que me había puesto y más cosas aburridas que la debería decir;) Llegamos a Galicia y allí nos estaba esperando el resto de la delegación de Corebo, están Dani y Mari, Juan y Alex, Paco e Itziar; comemos y nos fuimos al circuito a dejar las bicicletas en el box y recoger los dorsales…acabábamos de llegar y ya estábamos liados!!!

Nada más llegar vimos que el sitio era espectacular, un pantano enorme con agua muy limpia, unas vistas increíbles y todo entre montañas: Galicia Calidade.

Volvemos al hotel para cenar y preparar las bolsas, ropa, comida y repasar el planning de alimentación e hidratación para el día siguiente. Todo listo, todo preparado.. a dormir!

Tiroriro, tiroriro…4:00 a.m, toca levantarse, hoy es el gran día!!!Me visto, bajo a “desayunar”, si se puede llamar desayunar, porque a esas horas casi no me entra nada. Subo a la habitación para “descomer”, e increíblemente nada, ni nervios, ni sueño, ni dolores, ni nada en el wc jejeje. Pues nada, le doy un besazo y un abrazo a Silvia, me desea suerte y me bajo para ir hacía el circuito.

5:00 a.m allí estábamos los cuatro con nuestras bolsas, nos montamos en el coche y nos dirigimos hacía As Pontes. Una niebla densa que casi no se veía el camino, pero conseguimos llegar al aparcamiento que la organización tenía preparado para los participantes. No se veía nada, ¿dónde se había metido el pantano enorme que habíamos visto la tarde de antes?

6:00 a.m nos liamos a preparar todo, hinchamos ruedas, nos cambiamos, cremita solar, vaselina, neopreno, últimas palabras con el resto de gente y participantes a tu alrededor, que si nervios por aquí, dolores por allá (vamos, lo típico de cada carrera, que allí vamos todos a pasar el rato y nadie ha entrenado lo suficiente, aunque se bata el record del mundo jeje). Vamos al guardarropa, abrazo grupal y nos vamos a la playa para empezar.

7:00 a.m giro mi cabeza a la izquierda y diviso la línea de meta, cierro los ojos imaginándome cruzandola más tarde, respiro hondo una vez, dos veces…BOCINAZO!!!Allá vamos Rafa, vamos a por ese Ironman!!!

Al inicio del sector de la natación recibo muchos golpes, sin saber por qué me he situado más delante de lo pensado y todo el mundo está intentando pillar ritmo y hacerse su hueco para nadar correctamente, y yo no pillo el mío, así que poco a poco me voy abriendo y diviso la boya… A TOMAR POR CULO estaba la primera (hombre es que vas a nadar casi 4 kilómetros, no te la van a poner como en el bordillo de la piscina). Pasamos la primera boya, y voy muy a gusto, nado tranquilo, a mi ritmo y de repente veo como alguien a mi lado estaba haciéndome señales…era Juan!!!Joder que casualidad!! Así que el sector de natación lo hicimos prácticamente juntos. Primera vuelta, salimos a la playa, un saludo a las familias y otro chapuzón, media prueba del agua estaba terminada. La segunda vuelta fue muy bien, tenía un buen hueco que me permitió nadar muy tranquilo, y en los últimos 300 metros vi que tenía mucha gente alrededor, así que cuando ya se veía la playa apreté un poco para intentar quedarme sólo y entrar en la playa sin más agobios. Piso la playa por última vez, miro el reloj: 4200 metros en 1:18:31, escucho ánimos de nuestras familias, pero entre tanta gente no veo nada.

Llego al box, así que pillo la bolsa de la bicicleta y me voy a la zona de cambio (que estaba a tomar por culo). Listo y preparado en tan sólo 8min 26 segundos!!!Poco más me hecho la siesta, pero bueno, ya tenía pensado tardar más o menos 10 minutos en cada transición, así que íbamos bien.

Empezamos el Sector ciclista lloviznando, o como se dice en gallego orballando. Aquí entraban en juego muchos factores, el principal, el que todo el mundo me había dicho: “Rafa, no te cebes en la bici, que es tu sector y lo puedes pagar caro, es tu primer IM, así que tranquilo”, y luego la alimentación e hidratación, ya que iba a estar mucho tiempo pegado al sillín. Primeros metros para acoplarme, hidratarme y ver donde estaban más o menos mis compañeros. No sabía dónde estaba Juan, sabía que Dani iría por delante y Paco justo detrás mía.. Primeros kilómetros y llega el primer mini-puerto de la jornada, una ascensión de 4 kilómetros al 3% de media, con tramos del 7-8%....así, pa’ calentar!! Pasó a mucha gente…todos con cabras, que obviamente me pasan como un obús en la recta siguiente, pero yo a lo mío, yo estoy a otra cosa y no es precisamente picarme. Ya veo a Juan, ¡¡¡la leche!! Va como un tiro, me debe sacar como 4 o 5 minutos, veo a Dani, un poco más adelante mía, justo después del primer giro de vuelta, y también veo a Paco, que va justo detrás. Después del primer avituallamiento hago la primera parada técnica, la vejiga no me aguanta más.

Durante las siguientes dos vueltas voy prácticamente pegado a Paco, nos vamos alternando, a veces delante a veces detrás, siempre sin hacer drafting y siempre animándonos y hablando, con lo cual se nos hace todo mucho más ameno y “corto” dentro de lo posible. Pasamos por el último punto de avituallamiento donde están nuestras familias, VAMOS que es la última vuelta!!! Llevábamos 135 kilómetros, quedaban 45 para terminar y la verdad es que estaba totalmente entero, bien de la tripa, muy bien de piernas y casi sin notar cansancio, así que decido ir fuerte la última vuelta, vamos a ver si disfruto totalmente de mi segmento y vamos a ver si pilló a Juan que lleva escapado desde el principio. Pasó por última vez el puerto, me acoplo, bajo piñones y me pongo a rodar como si no hubiera un mañana. Se rueda muy bien durante todo el circuito, no hay viento, el asfalto está en muy buen estado, acaba de salir el sol, y hay muchas zonas donde se puede rodar cerca de los 40km/h. Paso a Dani, paso a Paco que se viene conmigo hasta el final; a falta de un kilómetro vemos a Juan, y obviamente había que ir a por él ( perdona Juan ). Dos de Tres, segmento de ciclismo completado, 180 km en 6:05:18, a 29.57km/h de media. Increíble, que felicidad. Decir que uno de mis mayores miedos en la prueba era que le pasara algo a la bici, un fallo físico se puede levantar o por lo menos intentarlo dependiendo de la gravedad, pero si se me hubiera roto la cadena, dos pinchazos, cubierta, me cae un asteroide en una rueda…. paranoias que se te ocurren cuando pasas tanto tiempo con tu culo en simbiosis a un sillín

Segundo paso por boxes, vuelvo a pillar la bolsa con la ropa de carrera, y al volver me siento tranquilamente a ponerme las zapatillas. En la última vuelta de ciclismo había salido el sol y empezaba a hacer bastante calor, había completado una de mis pruebas mentales y quería disfrutar e ir sin prisas, total SÓLO me quedaba una maratón. Silvia y Alex no dejan de decirme, pero que haces?!?!Date prisa no??Y yo les dije, si hombre….voy a darme prisa justo cuando empiezo la maratón jejeje

Todo listo, me dispongo a salir de boxes, hecho un vistazo al crono 7:48:40!!!Ostias, por debajo de las 8 horas, ahora si me encuentro bien puedo intentar bajar de las 12 horas para rematar faena y graduarme con honores... iluso de mí com se vería más adelante. El objetivo que me había marcado era ir de avituallamiento en avituallamiento, estaban cada 2.5 kilómetros, y me parecía una buena distancia para pasar andando, comer y beber algo para intentar recuperarme. Llegamos al primer avituallamiento y me quedo mirando el mercadillo que tenían, y digo mercadillo porque madre mía!!Barritas de todos los tipos y colores, geles, frutos secos, sandia, naranja, plátano, pastillas de sales, powerade, agua, Coca-Cola... conozco tiendas con menos productos. Y tras examinar, comprar e irme sin pagar del mercadillo me encuentro con una subida, rampa, muro.. de pendiente 14-17% de máximo (y había que pasarla 4 veces!!!),¡pero quien carajo ha puesto eso ahí!. Sigo de avituallamiento en avituallamiento, paso por meta, me paro a saludar, a hacerme la foto y ala, a dar otra vueltecita, 10 kms y 1 hora de carrera más o menos, en tiempo según lo previsto y sin estar demasiado cansado. En mi kilometro 12 ya empiezo a ver a gente andando (a mí no me quedaba mucho). Avituallamiento a avituallamiento, poco a poco, siempre hacía adelante, el cansancio y sobre todo el calor empiezan a pasar factura. Segundo paso por meta, otra paradita, foto de rigor y comentario al canto: “se me está haciendo dura la maratón, que calor ehhh, me duele el pie, me duele la rodilla, y hasta esos músculos que sólo tiene Cristiano Ronaldo”. Sigo corriendo hasta que dejan de verme, para no preocupar…empiezo a andar mucho tiempo, me duele mi lesión del abductor izquierdo, tengo mucho calor y sin saber cómo me veo compartiendo penas con otro chico que conocí no se en cuál de los muchos kilómetros, Nachete, un asturiano muy simpático sin el cual no hubiera acabado: MIL GRACIAS NACHETE!!!! Nos íbamos poniendo objetivos, el siguiente arbusto, la siguiente curva, la piedra siguiente…hasta que llegamos al tercer paso por meta!!!3 vueltas ya, una más para la gloria!!Ya iban 3:40:00 de carrera, hecho polvo y obviamente con el simple objetivo de acabar, ya no hablo de tiempo, sólo pienso en dar la última vuelta y terminar. En ese momento de paso por meta me acuerdo de una frase que me dijo Silvia la noche anterior (será con la que firme está entrada), se la grito y sigo corriendo.

Sin saber por qué y como si de un Fénix se tratara me encuentro genial (o menos mal se podría decir), así que le digo a Nachete que voy a tirar un poco más porque me duele más la pierna andando que corriendo, tiro y tiro, me encuentro bien, estoy adelantando a muchísima gente que va andando sin parar y creo que puedo acabar la carrera corriendo y cerca de mis compañeros. Paso por el último punto de control, que bien Rafa, sólo 5 kilómetros a meta!! Y de repente, igual que vino el fénix se fue, un escalofrío me recorre el cuerpo y siento un hormigueo por los dos brazos, hasta que se me duermen, apenas puedo andar. Noooooo!!me quedan sólo 5 kilómetros, no me quiero desmayar y que todo el esfuerzo depositado en mí se vaya a la mierda. Empiezo a darme palmaditas en la cara, a gritar, a intentar mantenerme en pie y no derrumbarme, hasta que por fin llego al punto donde está la ambulancia. Le explico todo y me dice: “Si se te han dormido los dos brazos no es muy grave, lo jodido es que se durmiera solo uno. Eso es que estas nulo de azúcar, te ha dado una hipoglucemia que de milagro estas de pie”. Me pregunta que he comido, le digo que sólo bebida y fruta, y me dice que efectivamente, ahí está el problema: la fruta es de asimilación lenta, y había gastado mucho más de lo que le había metido al cuerpo y me había quedado vacío. ¡Cómo cojones había descuidado tanto la alimentación en carrera con lo bien que lo había hecho encima de la bici!! Me da una pastilla de Glucosa, un gel, me refresca bien, y me pregunta si quiero continuar: YA TE DIGO!!!A PUTO TOPE ( o a lo puto tope que se pueda ir después de ese castigo al cuerpo). A los 200 metros de la ambulancia viene Nachete (Oh gran Nacho) y decide esperarme y seguir andando conmigo para hacerme compañía y que no me muera en el intento. Y así llegamos al kilómetro 41, se veía ya la meta, nos dimos la mano y le dije tira, nos vemos en la meta.

Últimos 300 metros, se terminó el asfalto y piso la alfombra azul de paso a meta, y allí estaba ella, mi amiga, mi compañera, mi vida para regalarme los 100 metros más bonitos que pueda recordar hasta la fecha. Me agarra de la mano, la levanta y cruzamos la meta. Se acabó la digo, muchas gracias por hacer que cumpla mi sueño, perdón por todo y muchas gracias por estar siempre a mi lado. La abrazo, rompo a llorar, era Finisher, era Ironman!!!

La alegría fue completa cuando veo a mis compañeros, y ellos también han terminado, DE PUTA MADRE!!!!Que gran día, reto hecho, sueño cumplido

Acabe la prueba con los siguientes datos:

Sector Natación:1:18:31 (1:48/100 metros)
T1: 08:26
Sector ciclismo: 6:07:05 (29.42 km/h)
T2: 09:37
Sector Carrera: 5:36:24 (07:58 min/km)
Total: 13:20:01

Durante ese día y los siguientes no estaba especialmente contento, no era consciente de lo que había hecho. Pero ahora, cada vez que lo recuerdo no puedo evitar que una sonrisa aparezca en mi cara. Me lo pasé muy muy bien, y a excepción de la maratón no lo pasé tan mal como yo pensaba; era cierto eso de que entrenando fuerte como hicimos, el día de la prueba se llegaría en muy buenas condiciones. Me encantó disfrutar de este día con Juan, Paco y Dani, y compartir los largos entrenos con ellos.

Que será lo próximo? Sinceramente no tengo ni idea, ahora me apetece disfrutar de mi familia y amigos, de disfrutar del deporte sin la obligatoriedad ni el sufrimiento que conlleva la metodología del entrenamiento y, además toca preparar mi próximo reto, mi boda con Silvia el 1 de Agosto.

¡¡¡GRACIAS A TODOS!!!

"Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije: No renuncies, Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón"
- Muhammad Ali
- Silvia López (noche previa al Ironman)

Galería del Ironman As Pontes 2015

201506 IronmanAsPontes 2